Blog

3 situaciones comunes en el lugar de trabajo y cómo manejarlas

Si alguien toma el crédito por una idea que has dado.

Cuando tratas de hacer de un punto y lo que has dicho es ignorado o rechazado y luego -minutos después- un colega o compañera parafrasea tu idea y la toma como propia.

Lo que debes decir es: “gracias por destacar mi punto”.

Esto funciona porque esta frase te permite reclamar tu idea sin generar rispideces y te da una nueva oportunidad para profundizar en tu punto.

Si te piden quedarte hasta tarde cuando estás a punto de salir de la oficina por una obligación personal.
Lo que debes decir: “Disculpa, tengo otro compromiso.”

Esta frase implica que has adquirido un compromiso anterior a la propuesta de última hora de permanecer por más tiempo. Tu compromiso debe ser real y es aconsejable ofrecer “estar en línea” para lo que necesiten.
Ej. “No puedo quedarme porque tenía programado otro compromiso para esta hora, pero te ofrezco estar en línea para cualquier apoyo que necesites”.

Tienes que decir “no” a una buena idea o propuesta de un compañero.

Lo que debes decir: “este es un buen punto de partida”.

Esta frase dicha con un tono de entusiasmo y flexibilidad permite inclina la conversación fuera de la solicitud inicial que te han hecho y te permite tener en cuenta la idea sin comprometerte inmediatamente con ella.
Decir “no” es difícil cuando eres un jugador de equipo, pero hay veces que debes mantener el foco y no desviar la atención en nuevas propuestas por muy buenas que sean. Todo a su tiempo.