Blog

Dos formas efectivas de hacer seguimiento a tu propuesta laboral

Compartir un artículo

 

El enviar un artículo relevante deja un mensaje muy importante de que sigues tus temas y que estás al tanto de lo que sucede en tu industria. Las empresas valoran mucho a esos colaboradores que entienden cómo funciona su organización en el entorno.

Por ejemplo, si te estás postulando a un puesto de ventas en una empresa importante, puedes investigar un poco acerca de las últimas tendencias en ventas del tipo de producto o servicio que la organización comercializa y hacer algún comentario con tu punto de vista acerca del rendimiento general o de las perspectivas positivas para la empresa.

Mencionar algo que olvidaste decir.

 

¿Cuántas veces has salido de una entrevista y al salir te das cuenta de que olvidaste decir algo relevante? Mandar un correo te permite sumar esa información y a la vez entrar en contacto nuevamente.

Por ejemplo, si la persona que realiza la entrevista te pregunta acerca de los proyectos más desafiantes que has manejado y has respondido en la entrevista dando un ejemplo, pero has olvidado mencionar otro ejemplo mejor, puedes retomar el contacto (aunque hayan pasado dos o más semanas) enviando un breve resumen del ejemplo que olvidaste mencionar. “En esta oportunidad te escribo porque quisiera sumar otro ejemplo de cómo estuve en frente de proyectos desafiantes” (…) “Aprovecho para preguntarte si ha habido algún avance en mi proceso, muchas gracias”.